28.4.16

Quiero que creas que soy una de las personas más fascinantes de este mundo pero que no esperes que cumpla tus expectativas, porque en el fondo sabes que soy un maldito desastre. Quiero que te encante que sea un desastre, y que te unas a mi caos pero sin intentar ordenarlo igual que yo nunca intentaré ordenar el tuyo. Quiero que estemos cómodas siendo del todo nosotras mismas sabiendo que podemos vivir la una sin la otra, pero sin querer hacerlo. Quiero poder contarte mis mierdas sin necesidad de que preguntes y saber que te importan lo suficiente como para escucharme y quejarte conmigo de todo. Quiero que odiemos juntas, pero sobre todo quiero que nos enamoremos juntas de un montón de cosas y personas, y la una de la otra, y de nosotras mismas. Cada día un poco más. Quiero todo esto... juntas.



13.4.16

Esto va a sonar absurdo pero hoy es el día internacional del beso y estoy pensando mucho en ello. No recuerdo haber pensado demasiado en ello en años anteriores, no recuerdo ni si quiera haber vivido ningún día internacional del beso pero ahora no dejo de pensar que no he besado a nadie hoy -y nadie me ha besado-. Y pienso en besos, en un montón de besos. Pienso que si todavía viviese en casa mis padres me habrían dado uno de buenos días, y me darían otro de buenas noches. Si todavía viviese en casa seguramente habría acabado besando a mi hermano en uno de mis abrazos espontáneos y, por supuesto, le habría dado otros mil a mi perra. Pienso en la gente de lejos a las que sí que les he mandado mensajes con besitos y en lo genial que sería habérselos podido dar de verdad. Pienso en todas esas personas que se merecen un beso -o incluso cientos-. Pienso en esas personas que querrían darme un beso. Qué triste, pienso, no tener ningún beso el día internacional del beso. Con lo bonitos que son. Pero entonces se me ocurre alguien que tengo cerca... y se merece un beso, y me daría un beso, y quiere un beso 

y se lo doy al espejo.

11.4.16

A veces tengo tantas cosas que decir pero tan pocas ganas de conseguir que alguien me escuche que me limito a escribirlas en libretas, papeles sucios, notas de móvil o incluso aquí. A veces quiero expresar tantas cosas pero me cuesta tanto encontrar las palabras que me limito a cocerlas en mi cabeza. A veces quiero gritar pero no me sale la voz, y otras veces quiero silencio pero el ruido no me deja pensar. 
A veces llega alguien que pregunta qué tal y de verdad escucha la respuesta. A veces alguien busca entre mis papeles y entiende mis garabatos. A veces llega alguien que quiere oír mis historias, o sabe lo que estoy pensando con sólo mirarme a los ojos. A veces la música vale, o leo mis ideas escritas por otra persona en diferentes formatos. 
Y menos mal.
_________