5.10.15

Oh, dios mío ¿y este absoluto abandono? Lo sé, lo sé, no tengo perdón. Y en realidad tampoco tengo excusa pero he dejado de escribir (aquí, al menos) y ni si quiera he sido capaz de llevar a cabo mis ideas "innovadoras" o pasarme a disculparme o a leeros. Joder, con lo que me encanta leeros. 
Me encantaría ser capaz de contaros todos los mágicos cambios que estoy experimentando últimamente, y lo bien que me están sentando las nuevas experiencias. Me encantaría pero no. Simplemente quiero que sepáis que es verdad que algunos sueños se hacen realidad, en serio, es verdad. Y que a veces las cosas salen bien (y luego mal otra vez, y luego vuelven a ir bien) y que preocuparse en exceso no ayuda demasiado. 
Nada más. Ya está, sí, así. 
Soñad. Respirad hondo. Y adelante...

me sentía inspirada

No hay comentarios:

Publicar un comentario