31.1.15


No podemos ignorar el hecho de que cuanto más complicadas se ponen las cosas más ganas de tirar la toalla tenemos (generalmente, al menos). Pero también está ahí el hecho de que nunca conseguiremos nada si dejamos de luchar por ello. Y es bastante evidente.
Resulta que las cicatrices (físicas y psíquicas) que nos causan la vida, el esfuerzo y el tiempo hacen que todo se vea un poco más difícil, pero tal vez (y solo tal vez) sea cierto eso de que lo que no te mata te hace más fuerte. Habrá que creer que lo es, supongo. Y espero que lo hagas.


1 comentario:

  1. Yo también espero hacerlo. Un texto muy bonito.
    Saludos.

    ResponderEliminar