16.11.14

Sunday's issues


Sé que el día que aparezcas en mi vida sabré que eres tú, no hablo de chispas al mirarnos ni nada por el estilo. Hablo de que el día que una sonrisa tuya o una conversación o una mirada me haga sentir que estoy en el lugar adecuado con la persona adecuada sabré que habrá merecido la pena la espera (aunque, en realidad, ni si quiera estoy esperando). Nunca he estado enamorada, y no sé mucho al respecto pero tengo claro que lo más importante para mí será que me hagas sentir especial, extasiada y cómoda porque no pienso pasar por episodios de intensa gilipollez o lo de sentirme desgraciada pero seguir intentando que todo funcione, no pienso caer en una rutina que no me haga sentir nada. Eso sería ser demasiado hipócrita y convertirme en algo que odio y, lo sabrás cuando me conozcas, no valgo para eso. Voy a confesar de que hoy (sin que sirva de precedente) tengo ganas de que aparezcas, me apetecen abrazos, besos y sexo fortuitos con una persona que me haga sentir bien y alguien con quien compartir esas historias tontas que solo tú, seas quien seas, llegarás a entender y no sé. Tal vez estoy hablando por hablar, tal vez solo sea domingo y ya está.
Los domingos son un día de comerse la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario