18.9.14

La alegría de algunas veces y de vez en cuando.

Estoy exhausta, el cansancio recorre mi cuerpo, mis párpados se rinden y caen de sueño, siento la sangre correr por mis piernas y el dolor en los pies, bostezo y necesito respirar profundamente para no caer rendida del agotamiento pero miro a mi al rededor y la tranquilidad y la suave brisa que corre me hacen sentirme bien. Merece la pena, pienso una y otra vez, merece la pena porque soy feliz, merece la pena porque por fin estoy haciendo lo que quiero, merece la pena, merece la pena. Sonrío porque me siento tan llena... cansada, pero llena y orgullosa de lo que hago, y de lo que quiero... y me quiero mucho. No hay nada más bonito que quererse tanto y sentirse tan bien y por fin, después de toda la vida duermo bien, y me levanto contenta, y me sé más canciones. 


Tengo que pedir disculpas por estar tan ausente últimamente, mi inspiración está algo en pausa y mi vida a tope. Espero que os vaya bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario