27.1.14




Que no está mal esperar a que aparezca alguien que piense cosas maravillosas sobre ti, que es bonito lo de querer que alguien te quiera, te aprecie, y sepa ver lo que eres de verdad. Y llevo toda mi vida esperando a que aparezca esa persona, ahora quiero ser esa persona. Quiero pensar cosas maravillosa de mí, quererme, apreciarme y verme tal como soy y demostrarles a los demás lo que soy, lo que quiero y lo que valgo. Eso es más bonito todavía, porque mi amor por mí misma si que será para siempre. Espero.
Lo conseguiré.

13.1.14



Odiaba aquel hospital, odiaba a la gente que le iba a visitar, y los que no. Odiaba a las enfermeras y enfermeros, a los médicos y a todo el maldito personal, odiaba a sus compañeros de habitación que iban y venían, odiaba el olor a enferme y medicinas, odiaba el tacto de las sábanas, las vistas desde la ventana, el sonido del ascensor que había junto a su habitación, odiaba su pijama, sus zapatillas, la comida, la bebida. Odiaba cada canal y cada programa que veía en la televisión. Odiaba todo aquello casi tanto como se odiaba a sí misma.



A veces la inspiración llega cuando menos te lo esperas, o de quién menos te lo esperas. Tanto odio es triste, hay que encontrar cosas que amar.

1.1.14





Para mí no sirve eso de 'año nuevo, vida nueva', en realidad nunca es así. Y tampoco creo en los propósitos que nos hacemos -ni si quiera llegamos a cumplir la mayoría de ellos-. Pero lo más triste es lo de necesitar que se acabe un año y empiece otro para esas cosas. Podéis decidir cambiar de vida, o dejar de fumar, o encontrar un trabajo mejor o sea lo que sea lo que queráis cualquier día del año, no hay que olvidarse de eso. Habría que ponerse nostálgico y pensar en el 2013, en todos los momentos vividos porque en realidad es un año más de nuestras vidas -o un año menos, según se mire- en el que han pasado muchísimas cosas, pero no tiene sentido ponerse ahora a hablar de los buenos y malos momentos del año porque eso ya son recuerdos, los recuerdos estarán ahí para cuando los necesite o para cuando les apetezca venirse, ya sabéis los recuerdos tienen la mala costumbre de no pedir permiso y aparecer sin más. Solo diré que fue un buen año, casi de los mejores de mi vida me atrevería a decir. Prefiero pensar en el futuro, en el nuevo año... y en todos los que vendrán. Prefiero pensar en eso porque de momento son todo sueños por los que hay que luchar y no hay nada escrito y puede ocurrir cualquier cosa... cualquier cosa. Es maravilloso. Solo espero que la vida me sorprenda y espero llegar a ser feliz, y espero que todos encontréis eso que os haga feliz. Recordad que para eso tenéis que salir a buscarlo. 
Son casi cuatro años con este blog, y ni si quiera puedo recordar o imaginar la de cosas que habré escrito. Algunas reales y otras ficticias pero agradezco a toda la gente que alguna vez me ha leído, de verdad. 

Soñad, y atreveos a hacer esos sueños realidad. Lo demás no importa, en absoluto.