5.5.13

No tenía muy claro lo que buscaba, no sabía exactamente lo que quería pero no le cabía ninguna duda de que quisiera lo que quisiera, soñase lo que soñase él estaría ahí, en su deseo de futuro. Realmente, ni si quiera sabía quién era él. Eso estaba por descubrir, como todo lo demás. Pero daba por supuesto que no estaría sola, no, no era una persona para nada independiente. No podía estar sola, no podría estar sola.. no lo soportaría. Así que, por suerte o por desgracia, tendría que haber alguien especial en su vida. Fuera como fuera, fuese quién fuese. Al nivel que tocara, dándole margen al destino... para jugar como le gusta jugar. Ya sabéis, eso de pensar que hay alguien ahí fuera para ti, diseñado expresamente para pasar el resto de tu vida contigo, para que pases el resto de tu vida con él. Tenía esa sensación, siempre la tuvo. Y sigue teniéndola, esperando como siempre a ese alguien, con ese futuro, con esa vida que sueña... pero que ni si quiera ella conoce.

1 comentario:

  1. Y a veces esperamos y esperamos... hasta llegamos a desesperarnos... Pero quizas más vale tarde que nunca. Bss

    ResponderEliminar