10.2.13

Estaba allí plantada, mirando a su alrededor buscándole, se sentía sola y perdida. En sus ojos asomaba una pequeña lágrima lista para bajar por su cara en cualquier momento, su sonrisa y su mirada estaban apagadas y le temblaban las rodillas necesitaba verle aparecer en cualquier sitio, quería chillar su nombre con fuerzas pero de pronto sintió que unos brazos la rodeaban por la cintura y le besaban en el cuello. Susurrándole al oído que estaba allí, que no pensaba dejarla sola nunca. Entonces ella respiró hondo, se secó la pequeña lágrima y sonrió justo antes de besarle en los labios y darle las gracias por no haberse ido, por haber asistido a aquella cita, por cambiarle la vida...




2 comentarios:

  1. Es inspirador saber que aún quedan personas que creen en el amor....me encantaría poder decir que soy una de ellas, pero sigo trabajando en eso. Me ha gustado mucho. Un día azul ;). Nowhere Girl ;) (http://nowheregirl-13.blogspot.com/)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que deberías creer, es bonito. Gracias por tu visita, un saludo. :)

      Eliminar