26.1.13

Que no es quepa ninguna duda de que vuestra felicidad puede depender de alguien. Podréis intentar que no sea así, podréis intentar ser felices por vuestra cuenta, podréis intentar luchar por vuestros sueños y hacer que vuestra vida vaya genial. A lo mejor lo conseguís pero siempre, y lo digo con total seguridad, necesitaréis a alguien para sentiros bien del todo. Porque el ser humano no es un animal solitario, y eso lo he aprendido yo con el transcurso del tiempo, porque hasta con mis diecisiete años hay alguien que puede hacerme sonreír en el peor día de mi vida. Por muy injusto que os parezca.



2 comentarios:

  1. Todos dependemos de todos, muy buena entrada.
    Te sigo.

    ResponderEliminar
  2. Te das cuenta de cuánto dependes de una persona cuando tienes ese día de mierda y solo piensas en que quieres que te hable, que te consuele, que te abrace. Solo quieres que suene el móvil y sea él quien te está buscando, que sea él quien te saque una sonrisa que nadie más puede hacer aparecer.

    ResponderEliminar