30.12.12

¿Por qué narices pasa el tiempo tan jodidamente rápido?

Venga, en serio, pararos a pensar por un momento. Se acaba el año. Ya, y no sé a vosotros pero a mí no me ha dado tiempo a nada. Ha sido como un abrir y cerrar de ojos, cada vez los años son suspiros más cortos. Espero que el dos mil trece traiga buenos momentos. Dentro de tres meses cumplo dieciocho años, yo, mayor de edad... Es todo demasiado complicado de asumir, no entiendo como el tiempo puedo volar tan deprisa y lo peor es que la gente no parece inmutarse. Deseaba que el dos mil doce fuera increíble, perfecto, y ya se está acabando. No he cumplido absolutamente ninguna expectativa de las que tenía para este año y ya tengo que pensar otras para el que viene. La gente se vuelve loca prometiendo cosas y deseando otro montón de tonterías, nadie es realista en estas fechas. Ahora todo es magia e ilusión, la realidad va viniendo durante el año. Y yo lo único que quiero es que me sorprenda, y en eso si que tengo que admirar el dos mil doce, porque a logrado sorprenderme, supongo.
Así que todo lo que tenía pensado hacer o decir en el dos mil doce ya puedo aplazarlo para el dos mil trece.  Quiero hacerme más valiente, vivir momentos de extrema felicidad... sí, de esos también he tenido este año. Quiero llorar para después sentirme bien, relajada; como he hecho durante toda mi vida. Tampoco quiero que cambien tantas cosas, en realidad no soporto la expresión de 'año nuevo, vida nueva', ¿vida nueva? ¿en serio? Menuda gilipollez, nadie cambia de vida, somos demasiado cómodos para semejante barbaridad. Hay demasiadas cosas que me atan a mi vida de ahora, yo no quiero otra vida, quiero seguir viviendo mi vida pero mejorada. Mejorada en el sentido de que mis sueños, por una puta vez, se hagan realidad... alguno que otro, y quiero meterme en la cama el noventa por ciento de los días del dos mil trece y pensar: 'joder, que feliz soy'. También tengo ese maldito derecho, aunque parezca sorprendente.
Y ese es mi único y real propósito para este nuevo año, ser absolutamente feliz. A quien no le guste, que no mire... a los demás: feliz año. Os deseo lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario