23.12.12

¿La navidad está sobre-valorada?

Yo siempre he sido de las que amaba la navidad, lo de juntarse con la familia, los regalos, el turrón y el frío en la calle. Pero cada vez, con los años eso del espíritu navideño se me ha ido desgastando. Y creo que no soy a la única que le pasa lo mismo, cuando eres pequeña e ingenua, cuando te crees todas las fantasías que te cuentas la navidad es mágica, porque te han contado que es mágica pero en cuanto descubres que esa magia es falsa toda esta fiesta pierde la gracia porque te toca ser de los mayores, de los que compran los regalos. No nos engañemos, en navidad hay dos grupos de personas: los que reciben los regalos y se emocionan y les parece todo genial y los que tienen que comprarlo todo y lo único que hacen es quejarse. Quejarse por el dinero que se gastan en estas fiestas, sobre todo ahora en tiempos de crisis, quejarse por los kilos que se engordan al comer tanto, quejarse porque hay mucho tráfico en los viajes, quejarse por todo. Claro que es mucho mejor ser del primer grupo, pero eso solo está permitido cuando eres un niño, solo está permitido hasta una determinada edad. Ya no hace ilusión ni poner el árbol, ¿para qué? No sé, es la primera navidad en la que no estoy ni un poquito emocionada. Es para mi como cualquier semana del año, y ya está. 
Pero de todas formas, FELICES FIESTAS, disfrutad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario