27.11.12

es una foto absurda, lo sé.
- No pareces muy triste... ¡tanto que le querías!
- Pues claro que le quería, y por supuesto que estoy triste... he vivido momentos increíbles con él, me ha hecho muy feliz y me da una pena increíble que esto se acabe. Pero sé que después de esto vendrá algo mejor.
- ¿Qué quieres decir?
- Verás, ¿te acuerdas cuando le conocí? 
- Cuando salimos de fiesta a celebrar mi cumpleaños. 
- Sí, ¿recuerdas que me tuviste que obligar a salir? 
- Ah, sí, llevabas semanas sin salir por aquel capullo. 
- Lo pasé muy mal, ¿verdad? Viste todo lo que sufrí, te dije que nunca sería capaz de superarlo, que le había querido demasiado.
- Dios mío, eso parece ahora tan lejano tía...
- Y absurdo, estoy segura de que no le quise tanto como me pareció en aquel momento. Y aunque estaba destrozada me animaste a salir y me lo pasé genial, y le conocí a él... y poco a poco conseguí olvidarme de las penas del pasado, y llegué a quererlo mucho y disfruté de mi vida con él. 
- Sí... es cierto. 
- Entonces cuando estaba con él me llegaron a parecer absurdas las semanas que pasé en casa llorando, llegué incluso a alegrarme de que las cosas salieran mal con aquel capullo porque me habían hecho conocerle a él... y bueno, he pasado unos meses perfectos y ahora se ha acabado pero por mucho que esté sufriendo ahora sé que algún día llegará alguien que me hará agradecer que se fuera. ¿Lo entiendes?
- Claro, que la vida sigue y las cosas que ahora pueden parecer terribles posiblemente nos parecerán absurdas en un futuro, o incluso las agradeceremos.
- Eso es... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario