27.11.12

es una foto absurda, lo sé.
- No pareces muy triste... ¡tanto que le querías!
- Pues claro que le quería, y por supuesto que estoy triste... he vivido momentos increíbles con él, me ha hecho muy feliz y me da una pena increíble que esto se acabe. Pero sé que después de esto vendrá algo mejor.
- ¿Qué quieres decir?
- Verás, ¿te acuerdas cuando le conocí? 
- Cuando salimos de fiesta a celebrar mi cumpleaños. 
- Sí, ¿recuerdas que me tuviste que obligar a salir? 
- Ah, sí, llevabas semanas sin salir por aquel capullo. 
- Lo pasé muy mal, ¿verdad? Viste todo lo que sufrí, te dije que nunca sería capaz de superarlo, que le había querido demasiado.
- Dios mío, eso parece ahora tan lejano tía...
- Y absurdo, estoy segura de que no le quise tanto como me pareció en aquel momento. Y aunque estaba destrozada me animaste a salir y me lo pasé genial, y le conocí a él... y poco a poco conseguí olvidarme de las penas del pasado, y llegué a quererlo mucho y disfruté de mi vida con él. 
- Sí... es cierto. 
- Entonces cuando estaba con él me llegaron a parecer absurdas las semanas que pasé en casa llorando, llegué incluso a alegrarme de que las cosas salieran mal con aquel capullo porque me habían hecho conocerle a él... y bueno, he pasado unos meses perfectos y ahora se ha acabado pero por mucho que esté sufriendo ahora sé que algún día llegará alguien que me hará agradecer que se fuera. ¿Lo entiendes?
- Claro, que la vida sigue y las cosas que ahora pueden parecer terribles posiblemente nos parecerán absurdas en un futuro, o incluso las agradeceremos.
- Eso es... 

18.11.12

piensa.

Está sola, y triste y se pone a pensar sabiendo que es lo peor que puede hacer. Piensa en todas las cosas que ha querido y no ha conseguido en su vida, los trenes que ha dejado pasar. Piensa en todas esas cosas que hizo y no debería de haber hecho, se arrepiente de un millón de tonterías. Piensa en las palabras que se guardó, en las que nunca fue capaz de decir. No entiende lo que le pasa, no entiende nada, no sabe lo que quiere y no deja de pensar en todo lo que ha perdido, en lo que ha sufrido. Y, de verdad, no es nada bueno remover el pasado, si hay que recordar que sean las cosas buenas porque las malas hacen daño. Pero está sola, no tiene nadie que le haga pensar en otra cosa, y sigue pensando en todas las cosas feas que le han dicho, en todas las malas noticias, en los momentos más tristes de su vida. Piensa en todas las veces que acabó rindiéndose y en todas las veces que se ha caído y le ha costado levantarse. Piensa y llora. Porque no tiene ha nadie que se le acerque y le diga que también ha vivido cosas buenas, que hay trenes que si ha cogido, que todo saldrá bien.

13.11.12

Lo que pase a partir de este momento solo lo puedes cambiar tú. Es el resto de tu vida, y es tuya... puedes compartirla con quien te de la gana, pero siempre será tuya y podrás hacer con ella lo que quieras. Y eres capaz, creételo.

No, ni yo ni mi hermano somos normales. Aquí está la prueba.

3.11.12

'Has estado con él, y lo sé por esa sonrisa que te sale... y por que tu mirada brilla, y... oooh... desde luego que has estado con él, oigo los latidos acelerados de tu corazón. Y, ¡fíjate! Te sudan las manos y estás colorada. Desde luego, no me cabe ninguna duda de que has estado con él ¿notas esas estúpidas mariposas verdad? Madre mía, mírate... te sientes feliz... y solo te lo has encontrado por la calle. ¿Qué te ha dicho? Un simple hola, hola... ¿qué tal estás? ¿Te ha dicho que estás muy guapa? Oh, sí... te lo ha dicho, por eso estás tan feliz. ¿No te parece injusto? ¿Qué te haga feliz con cualquier tontería? Lo sabes... pero te gusta, que digo... ¡te encanta! Ay señor... ¿cómo puedes estar tan coladita por sus huesos? Tranquila, tienes bien el pelo... no estás mal. Te ha visto bien, en serio. Ya se te ha quitado el hambre, oh, te ha puesto muy nerviosa y no puedes comer... claro... Eres de lo peor, mírate, te vuelve loca. ¿Tienes ganas de cantar? Venga, pon música.' Y dejo de hablar conmigo misma en el espejo, y enciendo mi ordenador para poner mi música a tope y charlar un rato con mi grupo favorito mientras suenan sus canciones, '¿Sabes qué? Le he visto hoy... ¿lo ves en mi sonrisa? ...' Y así.

No le busquéis sentido, no lo tiene.