19.10.12


Se apartó de mi, después de uno de los besos más dulces de este mundo. 
- ¿Sabes? - me dijo - acabo de tener una conversación increíble con tu sonrisa.
- Ah sí... ¿y qué te ha dicho?
- Ella nada... era yo el que hablaba.
- ¿Y qué le has dicho a mi sonrisa?
- Que es preciosa... y que no quiero que se vaya nunca. - Le miré enseñándole mi mejor sonrisa, me acerqué más a él... todo lo que pude. 
- Mientras estés tú cerca no creo que se vaya de aquí. Se lleva demasiado bien con la tuya... 
- Mmmmm... así que nuestras sonrisas se llevan bien eh...
- Sí, no quieren separase nunca. - Y le besé. Sé que puede resultar absurdo, pero es cierto... nunca se volvieron a separar, y yo era feliz así. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario