18.6.12

ñañaña.

- Su pelo olía genial, pero no como cualquier champú de frutas, olía como a verano... algo difícil de explicar. Sus ojos tenían esa maldita costumbre de hacerte perderte en ellos y su sonrisa... su sonrisa hipnotizaba. Era divertida y cariñosa, era una chica especial.
- ¿Porque hablas de ella como si se hubiese muerto?
- Por que se ha muerto, la chica de la que hablo ha muerto... ahora su pelo es puro invierno, triste. Sus ojos están apagados y ha perdido esa sonrisa. Vive desesperada, y pasa de todo el mundo...
- Está sufriendo...
- Eso es solo culpa de ese cabrón. No sé porque coño está así por que él se haya ido... mejor.
- Tienes que entenderlo, se ha enamorado.
- Eso es una estupidez.
- Ja! ¿Y lo que sientes tú por ella no es exactamente lo mismo?



2 comentarios: