31.1.12

Cosas del destino.

Llevaba demasiado tiempo ahí, sentado en ese banco mirando al final del lago, como si esperase a alguien o algo. Estaba completamente perdido en sus pensamientos. Cuando terminó su cuarto cigarrillo cogió una piedra del suelo y la lanzó al lago, lejos, fuerte, para salpicar. Después cerró los ojos respiró hondo y aterrizó...  Se levantó y al mirar a su alrededor vio a una chica en el banco de al lado, era guapa, tranquila y leía un libro, intentó leer el título pero no consiguió verlo. Se acercó.
- Hola... ¿interesante la lectura?
- Eh... sí... - Le miró sonrojada, sí, era muy guapa. Su mirada estaba llena de ilusión, alegría...
- ¿Qué libro es? - Esta vez no responde, le enseña la portada con una sonrisa tímida. Él hace un gesto como preguntando si se puede sentar a su lado, ella asiente con la cabeza. 
- Y... ¿está bien el libro? 
- Eh... la verdad es que... es que.. no he empezado a leerlo. - Él se sorprende porque no entiende nada, mira el libro y ve que está abierto casi por la mitad, la mira y ella se avergüenza porque no quiere explicarse. - Bueno... es que... el libro solo era para disimular, estaba... bueno.. yo te estaba mirando a ti. - Él le sonríe, ella también. Dios, es preciosa. Dios, es guapísimo. Y así, gracias al destino, a que los dos estaban allí en ese mismo momento empezaron a charlar. Y a lo lejos se ve venir a otra chica con prisa que viene preocupada porque llega demasiado tarde a una cita, una cita que nunca tuvo porque ella no estaba allí cuando tenía que estar.

29.1.12

Así de simple.


Es como si de repente todas y cada una de las palabras que me diriges tuviesen más importancia que las de cualquier otra persona, como si tu nombre se hubiese calcado en mi mente, como si me hubiese vuelto adicta a cada movimiento que haces, a tu sonrisa y a ti... Y es que de repente siento que mi felicidad depende de ti, tú decides si yo estoy feliz o triste y no es justo. Siento que te necesito, como si me complementaras... y no quiero que sea así, pero los latidos de mi corazón son proporcionales a las distancia en que te encuentres, si estás cerca son como un millón de caballos salvajes galopando en un campo enorme pero si estás lejos son lentos... como una tortuga marina recién nacida que va en busca del agua en mitad de una playa vacía. Y resulta que también empiezo a soltar gilipolleces, de pronto parezco una experta en documentales de animales y parece que entiendo mis sentimientos, pero no tengo ni idea, nunca he sabido descifrar mi mundo mental y sentimental, creo que serías el único que podría hacer algo así. Eres tú... siempre eres tú, apareces en mi mente con cada canción de amor que escucho, con cada película romántica que veo, con cada frase que oigo, con cada... ¿a quien quiero engañar? apareces en mi mente durante todo el santo día, sin necesidad de escusa. A lo mejor no es tan complicado de entender, a lo mejor te quiero y ya está.

26.1.12

Para que el final no me pille por sorpresa.

Hay gente que pregunta cosas sin sentido, como esa manía de preguntar ¿qué harías si hoy fuera tu último día de vida? Bueno, pues para empezar si mañana me fuese a morir ahora mismo no estaría contestándote a esta pregunta, estaría disfrutando de mi vida, pero disfrutando de verdad. Estaría probando todo lo que me queda por probar, estaría bailando en algún bar, posiblemente borracha, o sacándome fotos con todo el mundo para que nadie se olvide de mi, estaría diciendo lo que nunca me atrevo a decir... les diría que les quiero a toda mi familia, y a mis amigos, y a él... le diría que no sale de mi mente en todo el santo día, y que me encanta. Si hoy fuese mi último día estaría visitando lugares bonitos, mirando al cielo, y recordando todo lo que he hecho en mi vida, celebraría con champán todas mis tonterías, escribiría cartas, me reiría hasta que me doliese, y cantaría mil canciones... sé que canto fatal, pero me da absolutamente igual, comería tartas y tartas sin pensar en lo que marcaría el peso después, no dormiría nada... eso es perder el tiempo y es lo que menos me sobraría y chillaría al mundo entero que hay que luchar siempre, que no hay que perder nunca la esperanza. Joder, si de verdad me fuese a morir mañana estaría haciendo locuras y pasándolo con la gente que me importa de verdad. Pero... si lo piensas bien... ¿como sé que no es hoy? ¡Mierda! Podría estar desaprovechando el último día... lo siento pero yo me voy a vivir mi vida... no sé cuando podría acabar.

23.1.12

Es lo que necesitaba, un pequeño empujón... aunque fuese de un desconocido.

- Hola... 
- Hola... ¿quien eres?
- Siento molestarte. Mira, ¿ves a aquella chica de allí? La de la mesa de la esquina...
- Sí.
- Es mi mejor amiga, he venido a este bar a tomar un café con ella, me ha dicho que se lleva fijando en ti algún tiempo. Que te ve todas las mañanas aquí sentado, solo. ¿Sabes? Le gustas... y soy un poco estúpido y le he dicho que conseguiría que salieses con ella, porque me encanta hacerla feliz. Lo que no sabe es que estoy enamorado de ella y me cuesta hacer esto. Pero creo que haría cualquier cosa por verla con ese brillo en los ojos, se pone preciosa cuando está contenta, tiene una sonrisa con la que es capaz de hipnotizar, te encantaría el olor de su pelo... y sus manos muy suaves, es genial... porque solo con que te roce puede hacerte sentir especial. Creéme, haría cualquier cosa por estar en tu lugar, me encantaría que esa cabecita inteligente pensase en mí mientras se coloca el pelo detrás de la oreja, es muy lista ¿sabes? y tiene una increíble capacidad para hacer que todo parezca mejor, es como si hiciese que las cosas sean más bonitas solo con pasar cerca, con esos andares tan divertidos y... 
- ¿Por qué no vas y le dices todo lo que piensas de ella? Cuéntale lo que sientes... 
- Pero a ella le interesas tú.
- Me había fijado en ella yo también, no lo negaré... La veía sola leyendo una revista y de vez en cuando me miraba a mí, y luego miraba hacia la ventana como pensando en otra persona. Pero no había visto su sonrisa hasta que la he visto hoy contigo, tienes razón es preciosa cuando está feliz, pero es que yo solo la he visto feliz ahora contigo.


************
¡hooooola! Bueno, queridísimos bloggers y seguidores, quería daros las gracias. Es genial ver que las visitas y los seguidores suben, es genial que haya gente que valore lo que hago, y me encanta que la gente me de su opinión sobre mi blog. Por que es realmente increíble hacer algo que te gusta y más increíble todavía que la gente lo disfrute. Gracias, muchísima gracias a todos de verdad. Me hace inmensamente feliz que haya personas que disfruten leyendo lo que escribo tanto como yo escribiéndolo. Un beso y un abrazo enormes. Sois todos geniales.

19.1.12

Ah, por cierto, creo que no te lo he dicho nunca y te lo mereces, eres la persona más increíble que he conocido y 
te quiero.

17.1.12

.

Sécate las lágrimas, y mira... allí, a lo lejos.. ¿los ves? Aquellos viejecitos de allí, en el banco azul. La señora del vestido eres tú dentro de muchos años, muchísimos. Y fíjate bien, está sonriendo. Eso quiere decir que lo conseguirás. Que esto no es más que un pequeño bache, uno muy muy pequeño. Que queda mucha vida por delante, y que siempre habrá momentos duros, pero también habrá otros geniales y lo importante es sentirse orgullosa de todo lo vivido, como aquella mujer de allí, porque lógicamente no eres tú... era un ejemplo, tú serás mucho más bonita.


15.1.12

Puede que te parezca absurdo, pero te quiero.

10.1.12

Dicen que una mirada vale más que mil palabras.

- Hola, ¿qué tal te va?
- Bueno... podría irme mejor.
- Ya, pero supongo que también podría irte peor... ¿no?
- Supongo.
- Deberías de empezar a ser un poco más optimista.
- Lo intento.
- Eso es mentira, tú solo sabes ver las cosas malas, quejarte, y ponerte en lo peor. Siempre que te pregunto qué tal me contestas que podría irte mejor, ¿sabes lo qué me encantaría que respondieses a esa pregunta?
- ¿Qué?
- Que te va de maravilla, que eres feliz y sobre todo cuando yo estoy cerca...
- Pero... ¿porqué iba a responder eso?
- No lo sé, yo si que soy optimista y me permito a mi mismo creer que tú también podrías estar enamorada de mi, cómo yo de ti.
- No sé que decir... yo... 
- A veces no hay que decir nada... también deberías de empezar a darte cuenta que una mirada puede decirlo todo.
- Hay demasiadas cosas que debería empezar a hacer según tú...
- Lo siento... yo no pretendo cambiarte, a mi me gustas tal y cómo eres... solo intento que seas un poco más feliz.
- Ahora mismo lo soy, soy feliz... porque me acabo de enterar de que el chico que me gusta siente lo mismo por mi, ¿te vale? ¿he sido lo suficientemente optimista?
- ...
- ¿Porqué no dices nada? Ah... claro... las miradas... 
- ¿Sabes lo que está diciendo mi mirada?
- Creo que dice que estás orgulloso de mi, que he aprendido a ser más optimista, que sabes que soy feliz... y... 
- ¿Y?
- Creo que tú mirada quiere besarme.
- Habrá que hacerle caso a mi mirada entonces... ¿la tuya también lo quiere?
- ¿No lo ves?
- Sí... también quiere.

8.1.12

Como en todas las historias llegó: The end.

Por que un día, así sin más, te das cuenta de que todo era demasiado bonito para ser real, demasiado bonito para ser eterno...
Y se acaba, sin darte tiempo a reaccionar, sin dar una señal anticipada. Nada. Sólo se acaba y te deja demasiados recuerdos... que te atormentaran y te harán tener más ganas de volver al principio.
Al principio, cuando todo parecía real y eterno. Pero entonces te das cuenta de que nunca lo fue... no hay nada eterno, ni nada tan real. No era tan especial cómo creías. Era exactamente igual a todas las demás historias... con final.


ni si quiera la vida de una estrella dura para siempre.

6.1.12

Lo digo por que no puedo vivir sin ti.

Supongo que podría acostumbrarme a esto de quererte, a esto de que me hagas feliz sin darte cuenta con cada palabra que me diriges. Supongo que podría acostumbrarme a lo del sufrimiento de amores no correspondidos, a lo que tu sonrisa causa en mis tripas y a ese escalofrío que me recorre por todo el cuerpo cuando me tocas, a eso de las mariposas en el estómago y a lo de que los latidos de mi corazón se multipliquen por mil cuando oigo hablar de ti. Sí, supongo que podría acostumbrarme. 

4.1.12

CAMBIOS.

Últimamente no estoy muy convencida con el blog. Por eso estoy haciendo tantos cambios de look... espero que os guste. Y que os sigáis pasando de vez en cuando por aquí, siempre seréis bienvenidos.
- Un beso.

(500) DAYS OF SUMMER.

La mayoría de los días del año no tienen nada de especial, comienzan y acaban... sin dejarnos recuerdos perdurables en la memoria. La mayoría de los días no tienen ningún impacto con el transcurso de una vida. El 23 de mayo... era miércoles.

1.1.12

Contigo.

Cógeme de la mano, llévame lejos, vamos juntos a alejarnos de este puto mundo, a perdernos sin más, a olvidar y a dejar todo atrás, vamos... quiero irme contigo. ¿Empezamos de nuevo juntos?






-
un dos mil doce, contigo.
nuevos recuerdos, contigo.
canciones al oído, contigo.
promesas y sueños, contigo.
te quieros susurrados, contigo.