29.12.11

A todos...


Se acabó, y no sé si alegrarme o entristecerme. Otro año más vivido, otro menos por vivir. Este año, cómo todos, a traído momentos increíbles e inolvidables pero también momentos tristes. Y me quedo con los buenos, con todas las sonrisas, los abrazos, con toda la gente que ha llegado nueva en mi vida, y con los que se han ido también, me quedo con los recuerdos, los regalos, las sorpresas, las fiestas, las tardes de sol, los días de vacaciones, los fines de semana, los viajes, las nuevas experiencias, los sueños, las alegrías, las tonterías, las cosas que he aprendido, los miedos que he dejado atrás, las cosas que me creí imposibles de hacer, las cosas que nunca hice o dije, con lo nuevo y con lo viejo, me quedo con todo eso... Y tengo que dar las gracias, por supuesto, a la gente que a compartido conmigo todo eso, gracias a toda la gente que me ha enseñado cosas nuevas y me ha hecho sentir bien, y a los que me hayan hecho sentir mal, también gracias. Gracias a las personas que han hecho posible este año... porque, no en su totalidad pero si en gran parte, ha sido un año genial. He crecido, y no solo por edad, he crecido por experiencias, y por metas y sueños. Creo que este año ha cambiado bastante mi vida, tal vez demasiado... Pero bueno, hay sorpresas buenas y noticias malas, y todas hay que afrontarlas y seguir adelante, y eso hago: preparada para un nuevo año y feliz por recibir este dos mil doce con los brazos abiertos. Doy las gracias al año que se va y solo pido una cosa para el que viene, que sea mejor. 
UN BESO.

27.12.11

- Eh... hola...
- Dios mío... hola... ¿has vuelto?
- No, todavía no me he ido, es que se me ha olvidado el billete.
- Ah, claro...
- Bueno, no me apetece despedirme otra vez así que, me voy.
- No... por favor.
- ¿Qué?
- No te vayas... no quiero que te vayas...
- Pero... ¿a qué viene esto ahora?
- Verás, sé que dije que me daba igual que te fueras, que me alegraba por ti... que ya no te quería y todo eso. Sé que estos meses me he comportado cómo si solo fueras una compañera de piso más... cómo si fueras igual que los otros tres, y de verdad que hasta yo mismo lo creía, lo nuestro no funcionó y ya no nos queríamos de esa forma... eso lo tenía claro, y tenía claro que solo eras una más del grupo y... nunca imaginé que te echaría tanto de menos...
- Pero... sigo sin entender lo que dices, sólo ha pasado un día desde que me fui al hotel, ni si quiera me he ido todavía a París. Ya tenéis nueva inquilina... ¿qué pasa?
- Lo sé, pero ayer a la noche antes de irme a dormir eché de menos ver tu vaso de leche sin terminar en el fregadero...
- Siempre me echabas la bronca por estropear leche todas las noches.
- Ya, ya, pero lo eché de menos... y esta mañana he echado de menos verte con carita de sueño y tu pijama rosita en el desayuno. Y al mediodía he ido inconscientemente a echarle comida a tu gato...
- Odias que te mande echarle comida a Leis...
- Pues he ido... y me he encontrado a la nueva inquilina medio en pelotas follando con el vecino, porque ahora esa es su habitación ¿sabes? Y ya no están todos tus posters de Los Beatles, ni esas fotos por todas las paredes... ni si quiera la nuestra del día que fuimos al parque de atracciones, que por cierto... tampoco está el peluche que ganaste aquel día, encima de la cama... echo de menos hasta el horrible peluche verde. Y hecho de menos que metas el dedo en el bote de nocilla... y... esa sonrisa inocente cada vez que me pides que vaya yo a hacer la compra cuando te toca a ti... Hoy te tocaba a ti, y no has ido... Y se han acabado los donuts, mañana a Ana le va a dar un ataque cuando no vea donuts para desayunar. La culpa será tuya...
- Pero... yo ya no vivo aquí...
- Lo siento, no puedo asumir que te vas, no quiero pensar que esta noche estarás en París... Antes he estado hablando con Ana y Ángel. Les he dicho que te echaba de menos... y sus palabras han sido: no dejes que se vaya, no cometas el error de perderla para siempre, porque te arrepentirás. ¿Sabes qué? He cometido demasiados errores en mi vida, creí que el mayor error de mi vida fue discutir con mis padres, irme de casa y venirme a la ciudad solo dejando todo atrás para trabajar, pero sé que no lo fue, porque aquí conseguí un gran trabajo, gano bastante dinero y lo más importante... te conocí a ti, y me enamoré, me hiciste cambiar... pasé de ser un capullo egocéntrico y egoísta a ser alguien mejor... y ahora no voy a cometer el error de dejarte ir, porque me arrepentiré, porque te quiero, y creo que eres la única persona que me he hecho sentir así.
- Yo... es que... joder, eres un imbécil. Solo tenías que habermelo dicho, si el primer día que comenté lo de París me hubieses dicho que no me fuera, me hubiese quedado contigo... pero ya es tarde... mi avión sale dentro de dos horas y ya hay alguien ocupando mi habitación y...
- No necesitarás esa habitación. Quiero que estés conmigo, nos compremos una casa si hace falta...
- ¿Y la beca de París?
- Pues nos vamos a París... pero no quiero perderte, no puedo perderte, te quiero.
- Que le den a la beca joder, odio el francés... Me quedo contigo, no quiero ir a París, te quiero a ti.

Y creerme, ninguno de los dos pudo controlar las lágrimas que corrían por sus mejillas, y los dos susurraron todas esas palabras para después fundirse en un suave, tímido y eterno beso, y creerme, yo lo vi... y ese beso  hizo temblar el piso, la calle, la ciudad... hizo temblar el mundo entero, incluso París, dónde unos estudiantes esperaban a su nueva becaría, que nunca llegó...

24.12.11

Felices fiestas.

- ¿Qué quieres por navidad?
- Bueno... supongo que es evidente.
- No seas ridícula, sé que te gustaría encontrártelo envuelto en papel de regalo debajo de tu árbol mañana por la mañana, pero sabes que eso es imposible.
- Claro que es imposible, pero es lo que quiero. Si que hay cosas imposibles, muchísimas. Pero lo mejor es pensar que no hay nada que no se pueda conseguir... e intentar conseguirlo y, puede que te decepciones, es más, lo más seguro es que te decepciones pero habrá valido la pena y podrás decir que lo intentaste.
- Pero si lo intentas y fracasas... ¿qué mérito tiene que lo hayas intentado?
- Que no te quedarás con las ganas de saber que podría haber pasado al intentarlo. Sabrás perfectamente si lo puedes o no conseguir.
- A veces sin intentarlo ya sé si puedo o no conseguirlo.
- Eso si que es imposible.

------------------------
FELIZ NAVIDAD A TODOS.
Por aquí viene Olentzero y estoy muuuuuy contenta con mis regalos. Espero que paséis todos unas felices fiestas, y que vuestros sueños se hagan realidad. 
Un beso.

21.12.11

Big fish.

Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco a zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. Lo cierto es que yo siempre fuí un iluso.


(Playa de Deba en una tarde oscura y fría de diciembre... la playa está triste en esas fechas pero sigue siendo maravillosa.)

18.12.11

- Lo mejor de todo esto es que todavía no ha empezado... y estamos preparados.
- ¿Qué quieres decir?
- Verás, los dos hemos tenido demasiadas historias de amor fracasadas, y ahora tenemos la oportunidad de crear una nueva, pero sin cometer los errores que se suelen cometer, por que dicen que de ellos se aprende.. ¿no?
- ¿Y cómo lo vamos a hacer?
- Para empezar, dejemos claro lo que queremos, para que luego no haya mal entendidos. Nada de compromisos horribles, de momento, para mi, eres solo mi nuevo novio. No voy a pensar en si algún día nos casaremos o tendremos hijos. Segundo, nada de mezclar trabajo, ni dinero ni ninguno de esos problemas. Luego, nada de convivencia hasta dentro de bastante tiempo, cada uno en su casita mejor. ¿Qué te parece?
- Me parece bien... Pero tampoco quiero mentiras, nada de ocultarnos cosas. 
- De acuerdo, ni celos... confianza absoluta.
- Genial, seremos la mejor pareja del mundo.
- No, eso tampoco. Seremos nosotros dos, juntos y felices... sin más.

12.12.11

Puedes conseguirlo, solo tienes que sonreír y luchar.

11.12.11

Y que tú no me quieras me mata por dentro.

- ¿En qué piensas?
- Pensaba en ti, siempre pienso en ti, ese es el problema.

9.12.11

- Si es que soy idiota, yo sabía muy bien que no me querías... lo sabía pero me daba igual. Joder, te quería y te quiero y por eso nunca me importó que me estuvieras utilizando para olvidarte de ella... intenté creerme que sentías lo mismo que yo, me engañé a mi misma...
- Lo siento... de verdad.
- No lo sientas, estaba preparada, esto tenía que pasar algún día. Se acabó aquí, ahora olvidemonos de todo lo que hemos vivido estos últimos meses, aunque a mi me costará mucho más que a ti... la verdad.
- De eso nada, no quiero olvidarme ni de estos meses, ni de ti... porque han sido increíbles. Y quiero que sepas que aunque tengas razón y al principio te estuviera utilizando para olvidarme de ella, al final si que he llegado a sentir lo mismo que tú. Porque eres increíble...
- ¿Entonces porque se acaba?
- Nadie ha dicho que se acabe... solo decía que la he visto, no voy a volver con ella. Ahora te quiero a ti.



6.12.11

Mírame a los ojos y dime que mi mirada no delata lo que siento, miénteme diciendo que mis ojos no gritan que te quiero, porque eso es lo que quiero creer, prefiero que sea así.

que no te quiero, que no te quiero, que no te quiero... mentira tras mentira.

2.12.11

¿Odio? ¿Amor?

- Hola... ¿has vuelto a suspender el examen? Oh, claro que sí... no sé ni para que pregunto...
- Lárgate de aquí, serás imbécil.
- Dios, eres repelente... ¿se puede saber porqué me odias tanto?
- Porque eres un arrogante, te crees que el mundo gira entorno a ti, y no te soporto... eres un insensible, un borde y un estúpido. Y encima te pasas el día cachondeándote de mi. Te odio... porque encima...
- ¿Qué? ¿Eh? Dime lista... ¿qué coño te he hecho? Eres tonta...
- Pues que encima te quiero y no te das cuenta... por eso te odio.. ¿vale?
- Vale... lo entiendo.
- Pues eso... que me voy, adiós.
- No, tú no te vas.
- ¿Porqué?
- Ahora me toca a mi... te odio porque no te callas ni de bajo del agua, porque vas de víctima, porque te encanta criticar y te crees que sabes ocultar lo que sientes pero no puedes, se te nota, te odio por todo eso pero sobre todo porque tienes una sonrisa que hipnotiza y a veces con tu mirada haces que se me olvide que eres insoportable.
- Esto es ridículo...
- ¿Y?
- Lo odio...
- Sí, yo también.