17.11.11

Por todas las palabras dulces que salieron de tu boca.


Por cierto, hay unas cuantas cosas que siempre quise decirte y nunca me atreví... ahora que esto se acaba pues... ¿sabes qué?  Odio la manía que tienes de acariciar y oler mi pelo por la mañana, y odio el escalofrío que me recorre todo el cuerpo cuando lo haces. Eres insoportablemente divertido e inteligente. No soporto tu mirada porque me hace volverme loca, ni la sonrisa que pones cada vez que me ves. Y tus caricias y besos son los más odiosamente perfectos del mundo, y... lo que más odio es pensar que se acaban todas esas cosas y que posiblemente se las harás a otra, aunque no creo que nadie pueda llegar a odiarlas tanto como yo.

3 comentarios:

  1. Hermosisimo. Me has provocado una pequeña lágrima y un doloroso recuerdo...

    ResponderEliminar
  2. Oh, gracias...
    supongo que a veces es bueno recordar...

    ResponderEliminar
  3. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat19@hotmail.com
    besoss
    Catherine

    ResponderEliminar