8.7.11

Una historia corta de amor en verano.

Sonó el despertador lo apagó deprisa y se levantó de un salto, levantó la persiana, abrió la ventana y sonrió al ver que el sol de la mañana le golpeaba la cara. Encendió el ordenador y puso la música a tope, se fue a la cocina y preparó café calentito y tostadas con mermelada de frambuesa. Mientras desayunaba cantaba como loca su canción preferida que sonaba desde su habitación. Después echó a correr hacía el salón, por el camino se golpeó con una puerta y llegó al teléfono cojeando, feliz, cogió el teléfono y le llamó. Esperó... piii, piii, piii, tres tonos, piii, piii, piii, siguió esperando pero nunca contestó. De repente su felicidad se agotó, su sonrisa se apagó. Apagó la música y volvió a asomarse por la ventana y mientras admiraba el sol y intentaba pensar en otra cosa sonó el teléfono, corrió, esta vez hábil, rápida sin chocarse con nada y al llegar al descolgar su felicidad volvió a ser infinita, recuperó su sonrisa de oreja a oreja, era él, se disculpó por no contesta, estaba en la ducha cuando ella llamó... no necesitaba disculpa, le había llamado y con eso ella era feliz, completamente. Estuvieron hablando hasta la hora de comer y quedaron en verse esa misma tarde, posiblemente irían juntos a la playa, tenían que hablar... habían sido amigos durante mucho tiempo pero la noche anterior se habían dado un beso que no era muy de amigos. ¿Qué pasaría entre ellos? Estaba claro... el verano trae amor... de eso no cabe duda.  Porque en verano hay demasiado tiempo libre y puede pasar cualquier cosa.

4 comentarios:

  1. ¡Joe, qué bonito! enserio, me ha encantado! en verano puede pasar cualquier cosa, puede pasar de todo o de nada, los días de verano son días de amor, de estar junto a alguien! me ha chiflado esta entrada, sigue escribiendo así de bien, de verdad!
    P.data: pásate, mil besos guapa!(K)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Aitana, sí el verano es fantástico y me encanta eso de que pueda pasar cualquier cosa ;)
    De nuevo grrrracias y ahora mismo me paso.
    Un besoooooo!

    ResponderEliminar
  3. Una entrada preciosa Laura :) Me he sentido muy identificada ya que yo también espero esa llamada, bueno, ¿cómo todas, no? jajaja Pero.. soy de las que piensa que el verano no es para pasarlo atado a alguien.. aunque claro.. si es la persona con la que has soñado tanto, por qué no? :D
    un beeeeesito!♥
    http://www.smile-siempre.blogspot.com/
    Just Smile.

    ResponderEliminar
  4. :) gracias Just Smile, supongo que tienes razón si es con la persona que has soñado tanto puede ser un verano increíble, si no pues no tanto... :)
    un beeeeeeeeeeso!

    ResponderEliminar