31.3.11

En un futuro...

Cuando entré en aquella habitación una sensación de seguridad y melancolía me envolvió de pleno. Todas esas fotos colocadas sobre la mesa, todos esos recuerdos volando en el aire. Aquella vieja mecedora de madera oscura, aquella pequeña manta calentita. Esa había sido mi habitación desde los 2 hasta los 19 años y llevaba casi 10 sin ir a aquella casa. Me senté sobre la cama y no puede evitar recordar, me vi a mi misma de niña bailando y jugando por allí. Vi a todos mis amigos y amigas, todas mis locuras, mis ideas, mis besos y abrazos a gente que ni si quiera volví a ver, fotos, libros. Aquella no era solo mi antigua habitación, aquello eran todos mis recuerdos y mis sueños pasados. Me acerqué a la mesa y vi una a una todas las fotos, me quedaba mirando cada foto un buen rato, recordando cada momento. Recordando cada etapa de mi vida. Todos mis cumpleaños, juegos de guardería, tonterías de niñas pequeñas, muñequitas, la primera comunión, el instituto, los deberes, las tardes odiosas de estudios, la adolescencia, la primera borrachera, el primer novio, el primer beso, mi primera vez, la universidad, él, mi boda... todo. Sonreí, porque entonces, con 35 años, casada, con trabajo, un hijo de 2 años y la vida solucionada entendí todas las broncas y todos los consejos que me habían dado. Solo entonces entendí que hay que vivir al limite, que hay que aprender de los errores y que todavía me quedaban muchas cosas por vivir y que la vida es corta y el tiempo pasa deprisa, así que hay que luchar, y ser felices. Que después cuando pasen los años mires atrás y puedas recordar con orgullo cada una de tus locuras.


- La de la foto soy yo de pequeñita. Es una foto que me encanta. 

26.3.11

Creo que tengo un problema.

Creo que tengo un problema, ese problema tiene nombre y apellidos. Creo que tengo un problema, creo que soy adicta a ti. Creo que te has apalancado en mi cabeza y que no vas a salir. Sí, tengo un problema, tú. Tú y tu maldito encanto. Mi problema es un sueño inalcanzable. Creo que tengo un problema, solo pienso en ti, solo hablo de ti, solo escribo sobre ti... Joder, tengo un problema enorme sí, tú. Porque de repente me importas demasiado, porque de repente te has convertido en ese alguien especial. Mierda... tengo un problema.

25.3.11

Puf...

Y sin quererlo, he vuelto a hacerlo. Sucedió sin querer, lo juro.No fue queriendo, fue algo incontrolable. El corazón se me desbocó y no pude contener una sonrisa, salté, grité. Ha vuelto, sí, y viene para quedarse. Volví a caer como una estúpida. Prometo que fue algo completa y absolutamente involuntario. Volví a enamorarme de alguien imposible de alcanzar. Joder...

24.3.11

Tu mirada.

- ¿Sabes lo que que más me revienta de ti?
- ¿El qué?
- Tu mirada.
- ¿No te gusta mi mirada?
- Claro que me gusta, y ese es el problema: que me gusta demasiado. Cuando me miras haces que me olvide hasta de mi nombre, haces que parezca que solo existimos tu y yo. Me haces sentir especial y me hipnotizas para que no consiga sacarte de mi cabeza... es como si lo hicieses apropósito. ¡Me revienta porque me encanta!

23.3.11

103

Me gustaría gritarle al mundo que le quiero, me gustaría que todos supiesen lo que pasa por mi mente..., como si a alguien le importase. Tiene gracia, ni si quiera a él le importaría, nadie me prestaría atención aunque chillase por la calle. A veces no me presto atención ni yo misma... A veces hasta yo misma lo niego, hago como si no tuviese claro que me gusta, hago como si pasase desapercibido, a veces hago como que no le miro nunca, como que no sé que está ahí. Es ridículo porque cuando pienso en él  se me salta el corazón, los pelos se me erizan y en la cara me sale una sonrisa estúpida. Lo veo y no puedo evitar seguirlo con la mirada ni controlar mis latidos. Cuando me habla me río como si me hubiese contado la cosa más divertida de este mundo. Y después de todo eso todavía tengo la sensatez de pensar que no me gusta, que no estoy enamorada, que no le quiero. Pero si no le quisiera no estaría todo el santo día viendo su foto, recordando cosas que me ha dicho, no estaría cada minuto imaginando que estoy con él, si no estuviera enamorada de él no soñaría despierta con un mundo juntos. Joder, sí, es una putada pero tendré que ir asumiéndolo, estoy coladita hasta las trancas y negandolo no voy a conseguir nada. El problema es que soy tonta, sí, tonta de remate... me doy por vencida antes de luchar. Prefiero negarlo antes que admitir que me toca sufrir. Llorar en silencio es de cobardes y gritar en medio de la calle es de locos...  Ahora no sé si quiero ser cobarde o loca. Ahora lo único que sé es que no quiero seguir siento la tonta de remate que niega lo evidente...

22.3.11

Se puede, tú puedes.

Imagina que se pudiera dejar todos los momentos malos atrás, imagina que pudiésemos ser todos felices, imagina que nuestros sueños se hiciesen realidad. ¿Quieres saber un secreto? Se puede, sí, puedes dejar los malos momentos atrás, puedes ser feliz, totalmente, puedes hacer realidad tus sueños solo tienes que cerrar los ojos y acordarte de las buenas sensaciones. Inténtalo. Olvídate del sufrimiento, nada de llorar de tristeza, solo se permite llorar de alegría, ten pensamientos positivos y sonríe. Enséñale al mundo que sabes ser feliz, demuestra todo lo que vales, no dejes que te pisoteen, no te derrumbes nunca por nada, se fuerte y lucha... Tienes que llegar alto, tienes que hacer que te valoren y lo primero es valorarte a ti misma y sentirte bien. Mírate al espejo y haz que te guste lo que ves, que tus ojos reflejen sueños alcanzables, que tu sonrisa demuestre lo que de verdad sientes. Porque se puede ser feliz, solo hace falta desearlo con todas tus fuerzas. Sí, claro que puedes...
SONRÍE.

Dicen que no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes...

- Adiós.
- ¿Te vas?
- Sí.
- ¿Vas a volver?
- No.
- ¿Nunca? ¿Te vas para siempre?
- Sí, me voy para siempre así que déjame en paz. 
- No, puedes decirme que te vas, puedes de decirme que no quieres volver a verme pero no me puedes decir que te deje en paz, no puedes pedirme que no te busque, no puedes permitir que te olvide así, sin más. Porque eso es imposible... 
- ¿Y por qué me dices esto ahora?
- Dicen que no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes...
- Ya, pero cuando pierdes algo ya es demasiado tarde para reaccionar.
- O no. Nunca es demasiado tarde para nada y creo que antes de que te vayas debería decirte algo que tendría que haberte dicho mucho antes, ¿me das un minuto?
- Esta bien, tienes un minuto pero no creo que nada de lo que digas me haga cambiar de idea. 
- Te quiero, sí, ya sé que hoy en día son dos palabras muy fáciles de decir pero te quiero de verdad. Tu sonrisa es lo más bonito que he visto en mi vida y cuando has dicho que te ibas el mundo se me ha caído encima, a veces discuto contigo solo para que hablemos, creo que estoy enamorado de ti desde que entraste por esa puerta. Por favor no te vayas, ahora no.
- Y ¿porque nunca me habías dicho esto?
- Tenía miedo de que desaparecieras de mi vida y dejases de ser mi amiga.
- Nunca he sido tu amiga, nos odiamos desde que entre en esta casa... 
- No, no nos hemos odiado nunca y lo sabes, era una máscara que nos poníamos para no demostrar que estamos enamorados el uno del otro. Creo que te ibas por eso, no soportabas seguir aquí y lo sé porque yo también he pensado más de una vez en largarme pero no puedo... te quiero joder, ¿lo entiendes?
- Esta bien... tienes razón yo también te quiero pero esto es una locura, me voy.
- ...
- ¿No vas a intentar detenerme? ¿No piensas besarme ya?
- Claro... 

21.3.11

La historia se repite.

Y vuelve a empezar, una vez más, como una idiota te has enamorado, no puedes dejar de mirarle, no puedes dejar de pensar en él, no puedes controlar tu corazón cada vez que se te acerca. Sabes que lo mejor sería olvidarle, pero no puedes... serás imbécil. Nunca aprendes de tus errores, repites siempre la misma historia. Tendrás que madurar de una vez joder, dejar de enamorarte de chicos inalcanzables, dejar de soñar con amores imposibles. Lo único que consigues así es hacerte daño a ti misma tía, eres una puta niñata repetitiva. Cambia un poco de historia porque esto empieza a cansar... Y no sigas así, insultándote a ti misma, gritando lo evidente, eres una puta niñata. Sí, ahora lloras como si eso llevase a alguna parte, llorando no se solucionan los problemas, llorando no le olvidarás. Déjame que te de un pequeño consejo... si quieres algo de verdad lucha, lucha hasta que te duela porque dejando que la vida corra sola no vas a conseguir absolutamente nada, lucha porque sin luchar los problemas no se solucionan. Lucha, y deja de llorar, hazte ese favor a ti misma.

10.3.11

Soy feliz...

- ¿Y por qué estás tú tan feliz hoy?
- ¿Se necesita un motivo para estar feliz? 
- ¿Es por él verdad?
- ¿Él? ¿Qué quieres decir?
- Sé que no se necesita ningún motivo para ser feliz, pero llevo siendo tu amiga desde los 8 años y sé perfectamente que si estás tan contenta es por algún motivo especial, y el único motivo especial que se me ocurre es él. Y sabes perfectamente a quien me refiero...
- Estoy tan feliz por que me alegra el buen tiempo, que el sol me de en la cara, también porque queda poco para  mi cumpleaños y me hace ilusión cumplir los 16, y porque he tenido muy buenas notas este trimestre, y tengo dinero suficiente para irme de comprás algún día de estos, porque mañana nos vamos a montar una fiesta tremenda todas juntas, y bueno... quizás también porque ayer me besó.
- ¿Qué? ¿Como que te besó? 
- Sí... bueno me acompañó hasta casa y para despedirse me dio un beso... un beso de película. Un beso perfecto.
- ¿Y cuando me lo pensabas contar? No me lo puedo creer... soy tu mejor amiga.
- Bueno, te lo he contado ahora ¿no? Además creí que te lo habría contado él...
- ¡Otro! ¿Él tampoco me lo pensaba contar? Pero que clase de amigos tengo dios mío... mis dos mejores amigos desde la infancia se lían y soy la última en enterarme... increíble.
- No nos hemos liado, solo nos besamos sin más. Y no eres la última en enterarte imbécil, eres la primera.
- Ya... Amiga mía, todo el mundo sabe que estáis coladitos el uno del otro menos vosotros dos... ya era hora de que alguno diese el primer paso... ¿no crees?
- Soy feliz... 
- Lo sé.

7.3.11

Lo perfecto...

No era el lugar de sus sueños, no era el momento adecuado, no era un día perfecto. No. Eran recién conocidos, en un bar de mala muerte, celebrando la jubilación de sus padres, hay que joderse, sus padres llevaban casi 30 años trabajando juntos y se conocen el día de la jubilación... Gente desconocida y viejos amigos, comida sin estilo, una tarde oscura, un día feo. Nada era bonito, nada era genial, a nadie le hubiese gustado la historia de su primer beso, de el día en que se conocieron, cualquier persona diría que es una historia cutre y sin romanticismo. Pero para ellos era perfecto, se conocieron, se gustaron, hablaron, rieron, y después se besaron. Y así empezó todo, y así lo cuentan, y así les gusta, sí... para ellos fue perfecto. Allí, en un bar de mala muerte, el día de la jubilación de sus padres, con 20 años, sin arreglar, ninguno se imaginaba lo que iba a pasar aquel día, por eso fue perfecto... Y ahora siguen juntos, casados, con hijos, felices, con una historia cutre que contar. Han vivido momentos preciosos, pero esa historia, la historia de aquel día nunca la olvidarán, porque quizás fue el día más perfecto de sus vidas, o uno de los más perfectos. 

Y es que no para todos la perfección significa lo mismo, lo perfecto es aquello que no podrías mejorar, aquello que no cambiarías por nada...

6.3.11

Hoy voy a comerme el mundo.

Ya a salido el sol, miro por la ventana y veo la gente pasar, felices, cada uno con un destino, con sueños diferentes, cosas que hacer y lugares a donde ir, algunos con paso firme, otros simplemente pasean con su familia o amigos. Los pájaros cantan y las nubes de lluvia se han ido lejos hoy. Me encanta, un día magnifico para salir a la calle y gritar que eres feliz. Me visto con lo primero que pillo, me peino y me maquillo, quiero estar guapa, me siento guapa y quiero que la gente se de cuenta. Sonrío y salgo de casa, hoy voy a comerme el mundo, voy a pisar fuerte, voy a destacar... hoy tengo ganas y voy a ser feliz, definitivamente. 

2.3.11

Shh, deja de llorar y escúchame.

No quiero que llores nunca más, quiero que seas feliz para siempre. Que sonrías porque me encanta verte así. Porque adoro cuando corres hacía mi y me abrazas con fuerza, cuando me besas. Porque eres lo mejor de mi vida. Me gusta darme la vuelta y verte ahí, con los ojos brillantes y rebosantes de felicidad. Me gusta ir contigo en el coche y abrir la ventanilla para que tu pelo eche a volar. Y también me gusta poner nuestra canción favorita y oírte cantarla a gritos. Me gusta que vivamos como si estuviéramos locos, como si no hubiera un mañana, como si nada ni nadie nos fuera a detener. Me gusta verte conducir. Adoro tener nuestra casa juntos, que freguemos los platos y hagamos la cama, prepararte el desayuno, y ver la tele por las noches. Me encanta despertar contigo a mi lado cuando el sol roza nuestras sábanas. Y me gustas tú, entera. Así tan perfecta, que te cabrees conmigo y luego te rías de ello, que me cuentes tus días en el trabajo mientras hacemos la cena. Todo esto me encanta. Pero por favor no llores nunca más, la vida da muchos palos, el estrés, el trabajo, los malos días, cariño eso es normal. Pero piensa que compartimos una vida maravillosa y que pase lo que pase siempre estaré junto a ti. Y ya no sé que más decirte para que dejes de llorar y te vengas conmigo al cine, te quiero...