22.11.10

Un beso de película...

- Tengo que hablar contigo.
+ Claro, dispara.
- Verás, bueno... a ver... eres mi mejor amiga. Lo sabes. Nos conocemos desde hace tres años y estamos todo el día juntos. En clase, con los amigos, de fiesta, en el piso... todo el día... bueno... lo que quiero decir es que... en fin, no sé como decirlo.
+ Tranquilo, no puede ser tan malo... dispara, ¡venga!
- Pues que te quiero, y no me refiero como a una amiga, ni como compañera de clase o compañera de piso... ¿me entiendes? ¿Nunca te has fijado? Sonrío como un imbecil cada vez que te acercas a mi, mi corazón se dispara cuando me rozas y cada vez que me hablar siento unas ganas increibles de besarte, ¿no te has dado cuenta? Me quedo como hipnotizado cada vez que sonries, bueno... lo entiendes, supongo que acabo de quedar como un auntentico estúpido.
+ Te entiendo, claro, y no te imaginas cuanto te entiendo, siento lo mismo... yo también sonrío cada vez que te acercas a mi, a mi también se me dispara el corazón y por supuesto también me entran unas ganas increíbles de besarte, supongo que... es rídiculo. Pero llevo enamorada de ti desde el primer momento que te vi en el campus...
- Tres años, llevamos tres años enamorados el uno del otro... tres años. Nunca creí que me atrevería a decirtelo y ahora... ahora...
+ ...
- ¿No dices nada?
+ Estoy esperando, después de tanto tiempo falta el beso final, un beso como el de las películas...


Y nos besamos, un beso de película, un beso largo e intenso, un beso que duro toda una noche, hasta que me desperté con el sonido del despertador. Sí, un precioso sueño... supongo que así descubrí que estaba enamorada de mi mejor amigo, mi compañero de piso y de clase. Él. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario